MISERIA

Hay un espacio donde remover la miseria.
Todo está lleno de miseria, azul azufre de un pintor sin lienzo acabado.
Dentro de una milésima hago 37 otoños en la memoria.
Un precio que intenta ser asequible con la ponzoña de una irrupción.
Esas piedras volcánicas que se ha convertido mi vida. Los segundos de una  fantasía o de un cuento recuento que nunca se acaba, que no termina de tirar del telón.
A veces cansa. A veces te mata, A veces te resucita.
Te obliga a decir los jirones de tu propia existencia. Jirones de múltiples telas. Lo curioso es que nunca sabes apreciar cual era, el color original.
Solo sabes, que entre esos jirones andas perdido  en una selva de rarezas y de mediocridades, de absurdos y fantasías, de rocosas esmeraldas  con el color verde no de la esperanza, del moho que va oxidando tus cadenas, hasta convertirlas en bandejas. En bandejas de tu propia cabeza.
Hoy sirvo el champán caliente.
Mañana puede que el tapón.

La  frontera se extinguió. Mira:  Así debe ser; hay un espacio donde remover la miseria.

EL litio, se volvió 
líquido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s