AZOE

A veces parezco una losa. Esa losa que se hunde en mi testarudez, en mi universo maldito.
Es como un volcán cuya lava no quema; desagarra en el escozor, de una palabra, un pensamiento, una idea.Y se mete en tus razones, despotricando verdades que son incrédulas pero que se hacen certezas.
Una cereza que quema en la garganta como cuando salimos de nuestro mundo, y encontramos abismos.
Mi  abismo va y viene, desbordando rios de permutas, de sueños sin luna, y mañanas sin cielo.
No voy a poder quitármelos de encima porque simplemente vuelven cuando me levanto. Me quedan invitarlos a una copa, a un café sin azucar, el amargor sabe más dulce cuando nosotros mismos nos preguntamos ¿Qué somos? y ¿por qué nos levantamos?
Camino o me hundo, el sexo de una mediocridad enlatada en sartenes de pulcritud o de mentira;
dentro de mí me refugio en mi propio secreto.
¿El secreto? Tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s