CUTRE

Hay frases que discurren como demonios,
aquellas que se relatan en cuentos de terror para desvaríos.
Soy un sueño, una pesadilla,  celofán nutrido por las letanías de mi propio dolor.
Cerré el abergue.
Nada es igual que antaño y nada se asemeja al hoy.
El hoy no existe, ni el ayer, ni el mañana.
Fabricamos proclamas.
Nos creemos palabras.
Se desdibujan en el aire.
Creemos ser niños, y no somos ni adultos.
Viajamos al compás de los otros.

Los que marcan las pautas de nuestro bien o nuestro mal.
Pero  todos los dias acabo como empiezo.
A las una de la mañana soy un terrible complot de mi misma.
Una equivocación que pasa por las manos de quienes ni siquiera son capaces de
sentarse a probar el veneno que no termina de matarme.
No quiero matarme, pero tampoco quiero vivir.
Y esta noche tendré que dormir pensando que mañana no voy a vivir lo suficiente 
para entender mi propia resignación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s