ZARPA

Desperté en un amargor.
Las sábanas  quitaban el tacto a mi cuerpo.
 La pulcritud. El sudor es un hastío, una amalgama que forzosamente arrullaba mi frente.
Y esta mañana al calor de ese verano incierto que se desquita en mi cabeza, pensaba terriblemente  en la paciencia.

Me voy a dejar guiar por los surcos de las Odiseas, de los mares de Ulises,  rompiendo en mi piel la ruta salvaje de las mareas.

Anuncios

Un comentario en “ZARPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s