VERTE

Te veo salpicando los cristales delanteros de las cubiertas. Cabreando los rojizos señuelos de los sermones.
Veo sin poner la mira en las preguntas, la sabia muere, se traslada en vértices de mimbre, angulosos, de perspectiva, lo inventamos,  sufrimos o vivimos.
Te veo lacerando lápices de tinta adulterada mientras los bolsillos escupen ceniza,
entre siluetas.
Te veo, es fácil, verte y no poder hacer nada por alcanzarte, por conseguir que la nostalgia se diluya, que un astronauta se eleve por la raiz cuadrada de los estertores, la promiscuidad de los labios…
Y que no obligue… es ya un contrato indefinido, pordiosero,
con la cabeza enlatada por el ibuprofeno, por el oxidante reflejo de la cara lateral del asfalto.
Hace noches que me contesto a tu propia manera, la de las damas, o ya solo juego con negras…
Diferente ser un agujero entre bastidores, ser …ser…ser…ser…
Quien quiera que sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s