ZÓCALO

Andando por el cauce.
 Blandiendo alas entre el estertor
 cabizbajo de profundas grietas.
 Deseoso de coger el fuego entre los vientos.
 Enigmático influjo
 felino de los instantes.
 Ganar es un segundo, .
 hielo profundo, mediocre y severo,
 intratable de quimeras,
 jardines y terciopelos.
Kilómetros adormecidos por el síncope
 liberando impulsos sedientos de lluvia.
 Llorar es un perfecto dolor de consecuencias,
 maniatando las manos, los ímpetus.
 Ninguneando la solvencia que rompe el cuarzo
 oscureciendo islas y avenidas.
 Palidez en el resorte de paredes, fuentes; rictus
 que doblega la curva y el vértice.
 Rabio en el transcurso de las manecillas de la nave del tiempo
 sabiendo que nadie existe mas allá del secuestro de un átomo.
 Trato de quitar balas a la sangre y la muerte.
 usando la nieve como caliente mármol de las damas.
 Versando entre la niebla, silencios, armonías.
 Whisky en la calle. Robo los desiertos.
 Xerográfico influjo entre líneas curvas,
 y al final entre las rosas,
 zarandea el crisol y los malos augurios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s