SOLSTICIO

Las piernas se  duermen. Quizás esta noche están renegando de ser una dulce condena de espera a tus roces. Las manecillas secuestran el “ictus”. La sequedad es palpable como las colillas muertas en los ceniceros, los labios, o pueden un momento, mientras masturbo la desesperación. Las macetas se han quedado sin agua, mientras  la mañana es un imposible, un basto juez de santo y seña, de relieve, de sangrías.  Continuo viendo la televisión entre acertijos. La caja tonta que reniega de su propia sinrazón. La mía es verte en cada marco o en cada sino.

Anuncios

Un comentario en “SOLSTICIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s