SUGAR

1b7cd-574
Me río de todas las noches.
De todos los sonidos agolpados a la luz de alguna vela.
No suena nada entre los intervalos a estas horas, quizás el pensamiento se haya convertido en una posibilidad remota cuando agito la conciencia
entre el tamaño real de las teorías, o las palabras de una autentica quimera.
Escribir se convierte en una liberación cuando el resto del tiempo supone entender, y hacer posible algo que a la larga es menos consecuente.
En este momento, la habitación parece que va a tragarme si me pongo a pensar, o si me pongo a coger pedacitos que encuentro alrededor de la mesa.
La madrugada invita a coger lo que en el día es inevitablemente una razón desigual.
Aquí me veis en una pantalla, que puede que sea lo único real que encontramos, tan real como los perfiles que nos inventamos a cada momento con la idea de parecer mas odiosos, o menos prácticos. Reales no creo. Todo es cuestión de poner el aire en un frasco y convertirlo en nuestra gran y única burbuja. La vida es eso, muchas veces, una auténtica burbuja, un caparazón tan inverosímil, como necesario, como efímero.

Hubiera podido fumar, pero lo tóxico ya no es contaminante, ya no es un recelo en mi cuerpo, ni siquiera si me quito la ropa y te espero desnuda intentando contar los segundos que faltan para que terminemos mirando una cara o dos de la pared.
En ese preciso instante, la libertad es la verdad absoluta de todas las certezas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s