MECÁNICO

Nos hemos convertido en una indulgencia.

Atrás queda el remolino de una princesa.

El cuento me lo inventé.

Tú me ayudaste.

Solo faltó: dos polos.

Pero yo, no soy princesa.

 

09904-tatuajes

Anuncios

PLEURA

Carne.

Es así como  está recubierto  hasta lo que se extingue.

Hasta lo que es efímero. También se extingue.

Un incesante navío que parte de un extremo, puede ser una manzana

después de haberle quitado su exceso de carcoma.

Hemos estado bajo el influjo. Secuestrados por las montañas,

por la danza macabra de un desierto, de un cúmulo de feroces

estigmas que se han adueñado de nuestros secretos.

Podría salir  este mes de julio que se despierta como un caudillo

golpeando las sienes que limitan con el tiempo.

La carne se está levantando de una siesta perenne.

Como las estaciones, como cuando sales de casa, no sabes a donde ir,

y comienzas a dar vueltas sin rumbo, hasta que un sonido, un chasquido,

una lengua te recuerda que las cerezas  retroceden en la boca y que escupen el intenso deseo de una caricia.

Si.

Inquietante cae, se queda, se limpia, y de nuevo despierta.

HUMO

 

 

Decidme…

Decidme, ¿qué somos?
¿Qué raíz golpea nuestra carne?
¿Qué señuelo asienta nuestra venda?
¿Qué país define nuestro verbo?.
¡Qué ingratitud para los ojos!
¡Qué extraño sopor para el soldado!
¡Qué extraña actitud, para la sangre!
Decidme.
Decidme…

CREER

Pudiera ser que increparas a la.sombra que cruza tu cuerpo. El gorrión que roza su vuelo en tu cara.
Los pasos aletargados por la certeza. El silencio del alba protestada por la campana.
Yo estoy aquí cuando es imposible estar en todos los lugares y mueres en todos los rincones.
Pienso que voy deambulando estoicamente con.la vulgaridad.
Con las hojas que caen de mis manos y no tengo coraje para resistir su muerte.
La muerte, créeme está presente en el hierro y en.las aceras.

Seudónimo

Gritan:
¡Poeta, poeta, poeta..!
Poeta…gritan, gritan.
Gritan fuerte, que acaso no se entera nadie en el salón de
andar por casa, por el salón que hay en los atriles.
Gritan, gritan….
Cansa disimular .
Dios está riéndose ante las leyes de los hombres,
que creen que son dueños de sus propios dones.

“No ser de hielo”

Esta noche no quiero ser de hielo.
Mientras estira la maldad a sus anchas.
Mendigando en el cábala, en el trébol del por qué,
del para qué .
Teniendo presente que el ser humano tiene
veinte semblantes como la cebolla que puebla los campos,
y por efecto del invierno se hiela y se quema.
Esta noche es diferente a todas las noches, a todos los
átomos esparcidos por la asesina cruel que pervierte
la sangre y la hace agua.
Podemos ser de agua,
de ceniza, de escarcha,
de sal, de penuria, de gangrena., de miseria.
Pero esta noche, no.
Esta noche un niño yace
recostado sobre la luna.
Esta noche, las estrellas están susurrando al oído
que nadie ose gritar para que la tormenta arrecie.
Esta noche somos portadores de las nanas
que olvidamos un día, en la caja de madera
de nuestro dormitorio.
Sonámbulos se acercan inertes hasta llegar a la tierra.
Para llegar esta noche, donde Gabriel duerme,
donde la pena desnuda, yace sobre el río.
Esta noche, no seamos de hielo.
¡Esta noche, no!
Tristemente esta noche…no.
Isabel Rezmo.

Sucedáneo

Es mentira.
Casi mentira.
Casi un síncope.
Es mentira.
Casi mentira.
Casi vacío.
Medio vacío.
Medio inútil.
Mentira.
Es mentira.
Casi mentira.
Las flores humedecen
las colillas.
Se hacen agua.
Todo es mentira.
Casi mentira.
El poema se arrastra.
Yo me arrastro.
Yo muero.
Yo moribunda.
Yo me alejo.
Es mentira.
Casi una mentira.
Casi me pierdo en un verbo.
Verbo que duele.
Demasiado duele.
Demasiado bonito.
Demasiado para la muerte,
mientras mueres.
Mientras te arrastran.
Mientras finges.
Mientras amas.
Cuando ya no te aman.
Todo es agua.
Todo es arena.
Es mentira.
Todo fue mentira.
I.R